viernes, 21 de septiembre de 2012

The Rutles "All you need is cash"



Sólo había escuchado a los Rutles. Sabía que eran una parodia de los Beatles, pero un dia encontré en la red  esta divertida película y que además contiene a mi entender grandes canciones.
Emitido originalmente como un pequeño capítulo en el programa Saturday Night Live, el éxito de público fue tan grande que se decidió producir un largometraje. Para ello, se contrató actores del famoso show televisivo como John Belushi, Bill Murray y Dan Aykroyd..


En la película vemos a The Beatles desde sus inicios y todo es una brillante parodia, una canción llamada "Ouch!" es "¡ Help!", "Get Up And Go" es "Get Back" y "Cheese And Onions" se supone que es  "Yellow Submarine". También hay "Piggy in the way" que es una melodía infecciosa y es un despegue de "I Am The Walrus". Tal vez  "Chese And Onions" sea mi canción favorita de la película.y es que la escena donde se interpreta casi me muero de risa, , la película está llena de letras y momentos memorables y es un acierto poner material de archivo real en algunas de sus escenas mezcladas con entrevistas brillantes.


En el film también aparece Mick Jagger haciendo de sí mismo e incluso George Harrison, integrante de Los Beatles (gran amigo de los Monty Python). si queréis pasar un rato divertido no os la podéis perder


La película es una parodia de los Beatles escrita a partir de una idea de Eric Idle y dirigida por el propio Idle y Gary Weis. Los Beatles pues según el humor irreverente de los Monty Python. La idea se convirtió en un sketch de un programa semanal de la BBC que se emitió posteriormente como un pequeño capítulo en el programa Saturday Night Live de la NBC norteamericana, el éxito de público fue tan enorme que el productor Lorne Michaels instó a Idle a hacer un largometraje. Algunos de los actores del famoso show televisivo como John Belushi, Dan Aykroyd y Bill Murray actuaron en el mismo. En este film también hacían apariciones especiales Mick Jagger haciendo de sí mismo e incluso George Harrison, integrante de los Beatles y gran amigo personal de los Monty Python.


Grabado como si de un documental de la Rutland Weekend Television se tratase, la película sigue a los Pre-fab Four como se conoce a estos trasuntos de los fab four: Dirk McQuickly (Eric Idle), Barry Wonble (John Hasley), Stig O’Hara (Rikki Fataar) y Ron Nasty (Neil Innes) más conocidos como the Rutles. Este documental sigue la carrera de los cuatro músicos desde sus primeros días en su Liverpool natal donde se juntaron y nacieron como grupo, su primer viaje a Hamburgo donde tocaron en el famoso Rat-Keller que les dio el nombre hasta la cima de su éxito mundial y sus últimos estertores en la actuación en el tejado de la Rutles Corps antes de separarse. Este falso documental es una amena y divertidísima parodia de la Beatlemanía y los muchos documentales que surgieron a raíz de la aparición de los Beatles. La película no es tan solo una parodia del grupo en sí sino sobre todo del circo mediático que rodeó en su momento a la banda que era asediada por los medios de comunicación a cada paso que daban.
 

Las canciones de The Rutles, tienen mucho sentido del humor como nos tienen acostumbrados los Python pero también tienen calidad, son buenas canciones, tienen una buena base en las canciones de los beatles, no suenan a plagio sino a parodia. Las actuaciones musicales se suceden a lo largo del metraje pero sin restarle agilidad y frescura. Se te enganchan como las propias melodías de los Beatles hacían y hacen y ayudan a dar credibilidad al falso documental. Sus letras están llenas de guiños humorísticos. Las canciones imitan el estilo de los Beatles y fueron escritas por el propio Neil Innes que en la película interpreta a Ron Nasty, el trasunto de John Lennon. Innes es músico profesional e integrante del grupo The Bonzo Dog Band, formación a la que admiraban los propios Beatles y que intervino en el filme de los fab four Magical Mistery Tour (1967). The Rutles tuvieron tanto éxito que incluso publicaron un disco que recopilaba sus canciones Archaeology a parte de la banda sonora de la misma película. La amistad que unía a George Harrison y Eric Idle debió facilitar todo esto, no me imagino a McCartney aceptando una parodia de este tipo pero a Harrison indudablemente si. Y no solo aceptándola sino también participando en ella como hizo en esta película.

La verdad es que los Beatles se han convertido en atemporales, clásicos y universales. A pesar del tiempo que ha pasado desde su separación y desde que se estrenó The Rutles es algo que pertenece al imaginario colectivo. Todos tenemos en la mente esa referencia. Todos hemos escuchado a los Beatles y sus canciones nos suenan. Y aunque no todos conocen el humor de los Monty Python, es un humor que a pesar de todo sigue perdurando y enganchando al público. Una combinación perfecta para que el paso del tiempo no se note en la película.


Otro de los grandes aciertos del film son las constantes apariciones a lo largo del documental de diversas estrellas del rock. El mismísimo George Harrison, muy amigo de los Monty Python actúa en el papel de un periodista que entrevista al portavoz de The Rutles, interpretado por Michale Palin, mientras desvalijan las oficinas de la compañía Rutles Corp. El stone Ron Wood, es un pandillero de los Hells Angels que cuenta como Stig fue agredido por una chica. Mick Jagger y Paul Simon salen haciendo de si mismos y dando credibilidad a la historia de the Rutles. Otros cameos son los de los actores cómicos miembros del propio Saturday Night Live John Belushi, Dan Aykroyd y Bill Murray así como Bianca Jagger, en la piel de la esposa del rutle Dirk McQuickly.


El propio Eric Idle es el narrador de la historia como el presentador de la cadena televisiva que nos guía a través de la historia de los Rutles, haciéndose acompañar por diversos testimonios y actuaciones así como imágenes de archivo All You Need Is Cash se va conformando como si de un documental al uso se tratara. Aún así, no podemos olvidarnos que el humor irreverente de los Python lo empapa todo. La película es una excelente muestra del género de documentales ficticios, así como una mordaz parodia y una inteligente burla hacia los excesos de la fama, de los ídolos rockeros, sus fieles fans dispuestas a todo y sobretodo del circo mediático que se forma alrededor suyo. Una comedia para no parar de reír y reír. Es curioso como engancha el humor de los Monty Python en contraste por ejemplo al poco humor de A hard day’s night, la primera incursión cinematográfica de los Beatles, supuesta comedia que se queda en algo absurdo y sin sentido y con poca gracia al lado de esta joya del humor más Python. A veces hay que dejar que los músicos sean simplemente eso, músicos y que los maestros del humor nos ilustren con la verdad de sus risas. All we need is Monty Python

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada