martes, 23 de octubre de 2012

The Electric Prunes - Stockholm 67

A finales de 1967 la banda emprendió una gira por Europa que les llevo a Gran Bretaña, Francia, Holanda y Suecia. En Estocolmo, el 14 de diciembre de 1967, grabaron una actuación para una radio sueca. Esta actuación totalmente restaurada no vió la luz hasta 30 años después cuando se publicó como “Stockholm 67”. y que a mi entender podria considerarse tal vez como el mejor álbum en vivo de la era psicodélica.



1. You Never Had It Better
2. I Had Too Much To Dream (Last Night)
3. Try Me On For Size
4. I Happen To Love You
5. I Got My Mojo Workin'
6. Long Day's Flight (Til Tomorrow)
7. Smokestack Lightning
8. Get Me To The World On Time

 
Esta importante banda norteamericana que logro la fama internacional a principios de los 60 fue decisiva en el terreno de la experimentación de la segunda mitad de los años sesenta, gracias a unos álbumes de gran intensidad sonora, probablemente una de las antesalas del movimiento underground o progresivo, abriendo nuevas líneas sonoras a muchas formaciones clave de la vanguardia de finales de los 60 y principios de los 70. Originaria de Los Ángeles, The Electric Prunes surgió de las cenizas de una banda de garage denominada Jim The Lord´s. La primera formación comprendía a Jim Lowe (guitarra), Ken Williams (guitarra solista), Weasel Spangola (guitarra), Mark Tulin (órgano) y Preston Ritter (batería). Posteriores cambios dieron entrada a Mark Kinkard (guitarras), Brett Wade (bajo) y Dick Whetstone (batería).


A mediados de 1965 es descubierta por el cazatalentos de RCA Records Dave Hassinger, quien la contrata para su propio sello independiente. Tras una serie de singles, como Ain´t It Hard o Get Me To The World On Time, que la coloca en el primer plano de la actualidad musical de la época, graba el LP I Had Too Much To Dream Last Night (1967), trabajo con toques del sonido ácido del momento, pero lejos de sus mayores logros compositivos. De hecho, los mejores temas del disco fueron compuestos por artistas no pertenecientes al grupo, como Anette Tucker y Nancie Mantz. Ese mismo año llegó Underground, título que evidencia los senderos musicales del álbum. Quizás su mejor obra, incluye piezas con sabor garagero y guitarras distorsionadas (Dr Do-Good), atmósferas siniestras (I) o cortes pop psicodélicos (Hideway). A partir de aquí el conjunto se embarca en proyectos mucho más experimentales, aunque igualmente interesantes, consecuencia de su asociación con David Axelrod en calidad de productor.



En 1968 se publica el tercer álbum, Mass In F Minor, un experimento más cercano a una misa-rock conceptual que a un disco de rock propiamente dicho, una especie de opera psicodélica e hipnótica con aires religiosos y, para más inri, cantada en latín. Un trabajo complejo e insólito que fue completado por músicos de sesión reclutados por el propio Axelrod ante el abandono uno a uno de casi todos los componentes del grupo. Los músicos en cuestión eran Mark Kincaid (cantante), Ron Morgan (guitarrista), Brett Wade (bajista) y Richard Whestone (batería), además de Hassinger. Esos mismo intérpretes pasaron a formar el nuevo Electric Prunes, que grabó Release Of An Oath (1968 ), de temática parecida al anterior disco. No tuvo la repercusión de los primeros discos, pero el nuevo estilo del grupo fue inmortalizado en la película Easy Rider, en cuya banda sonora se escucha el tema Kyrie Eleison.


Un año después grabó Just Old Good Rock And Roll, un intento de volver a sus orígenes rockeros, cuyo resultado fue decepcionante. Esto supuso el fin de la banda, aunque los miembros originales de Electric Prunes volvieron a ofrecer conciertos treinta años después de su separación. Rescataron antiguas grabaciones en directo e incluso publicaron nuevo material de estudio, como Artifact (2002), California (2004) o Feedback (2006). Años después de la disolución del grupo se editaron los recopilatorios Long Day´s Flight (1986) o Too Much To Dream- Original Group Recordings: Reprise 1966-67 (2007), así como los directos Stockholm (2002) o Rarities Great Live Concerts (1981).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada