viernes, 25 de enero de 2013

James Brown El Padrino del Soul




Esta es la historia de uno de los mas grandes de la música,  James Brown (Soul Survivor)
En este vídeo (Versión Original con Subtitulos en español) James Brown nos cuenta la extraordinaria historia de su vida, por primera y única vez. Desde su infancia, a su llegada al mundo del Soul. Del Funk al Hip Hop. También incluye alguno de sus más grandes éxitos en actuaciones tanto en directo como de archivo.
James Brown ha ganado 4 discos de oro, un disco de platino y 4 premiosGrammy. Cuenta con un total de 98 posiciones en la cartelera de las 40 mejores de Billboard, diecisiete de ellos alcanzaron el puesto n° 1, un récord único que permanece imbatible. Mundo presenta el concierto que diera en el House of Blues de Las Vegas en 1999. Su estilo desinhibido, su energía y temas como Try Me, Georgia On My Mind, Feel Good y Payback, nos hacen recordar por qué James Brown es conocido como el ‘Padrino del Soul’ y el N° 1 del Show Business.



Después de conocer a través del vídeo anterior la historia de este gran músico pensé que seria oportuno también acompañar esta entrada con uno de sus conciertos subidos al Youtube, en este caso es uno de mis preferidos, este concierto en el House of Blues de Las Vegas (1999) nos lleva a una actuación vibrante con una gran banda de músicos, unas magnificas y sexys voces femeninas y unas go gos que nos hacen mantener nuestros ojos y oídos llenos de felicidad.


Podremos oír sus temas mas conocidos como Living in America , Sex Macine, Please Please Please y otros, tal vez su voz no es tan fenomenal como solía ser, pero su rendimiento y la energía que demuestra en el concierto es impresionante, solo hay que ver como mueve el micrófono por todo el escenario cuando algún miembro de su banda nos obsequia con un impresionante solo instrumental y finalmente confesaros que la introducción al concierto me encanta , es la ..... hostia


James Brown - House of Blues Prt 1 .

 

Enlaces para el Concierto en el Youtube



Biografia: James Joseph Brown, Jr. (Barnwell, Carolina del Sur, 3 de mayo de 1933 - Atlanta, Georgia, 25 de diciembre de 2006)

En 1953 ingresó en el grupo de gospel The Starlighters. Con él en el grupo fueron transformándose desde el gospel al R&B. Tiempo después el nombre del grupo pasó a ser The Famous Flames. En 1955 publicaron el single «Please, Please, Please». En 1958 se lanza el primer número uno de James Brown, «Try me». El 24 de octubre de 1962 ofrecieron un concierto el teatro Apollo de Nueva York, el resultado sería un gran disco que llevaría como nombre «Live at The Apollo».

A partir de ese momento, los éxitos comenzaron a acumularse en su carrera,con títulos como «I´ll Go Crazy», «Thing» y «Prisioner of Love». Tras separarse del grupo con el que se dio a conocer, James Brown comenzó a actuar en solitario, consiguiendo nuevos éxitos: «The Payback», «It’s a man’s, man’s, man’s world», «My Thang», «Gravity», «Papa don’t take no mess».

En sus escarceos con el cine, participó en 1980 en la película «The Blues Brothers», junto a John Belushi y Dan Aykroyd, trabajando después en 1998 en la secuela del film «Blues Brothers 2000». En ambas, representó a un reverendo. En 1986 graba «Living in America», el tema compuesto para la película «Rocky IV».

En 1988 fue arrestado por maltratar a su mujer y por consumo de drogas. Fue condenado a seis años de prisión, aunque salió de la cárcel en 1991. En 1996 falleció su esposa durante una operación de cirugía estética y en 1998 fue arrestado de nuevo por tenencia de armas y consumo de drogas, a los pocos días de haber salido de una clínica de desintoxicación.

En los años 1997 y 2005 visitó Chile (Santiago de Chile (ambos años) y Viña del Mar (sólo 2005)) para realizar sus clásicos conciertos. El año 1999 suspendió en Chile el recital que se programó, por problemas de descoordinación entre compañías.

En noviembre de 2006, Brown se presentó durante una ceremonia en Alexandra Palace, en Londres, en donde fue reconocido con su entrada al Salón de la Fama del Reino Unido, 20 años después de haber recibido un homenaje similar en Estados Unidos

El domingo 24 de diciembre de 2006, Brown, el autoproclamado «hombre más trabajador del mundo del espectáculo», es internado en el Emory Crawford Long Hospital a causa de una neumonía que lo aquejaba. A pesar de los intentos de los médicos, el corazon del «padrino del soul» dejó de latir en la madrugada de Navidad de 2006 a la 1.45 AM, a la edad de 73 años. Su amigo y compañero Charles Bobbit se encontraba con él en el momento de su fallecimiento.

James Brown consiguió llevar sus modos de iglesia inspirados en el gospel al rhythm and blues, que en los años sesenta, ya con conciencia racial, se transformó en lo que se denominaria posteriormente como soul e inundó el planeta. Desarrolló el ritmo concentrado en estado puro que se bautizó como funk y que mantendría su gancho hasta el presente. En los setenta, el funk tuvo como hijo bastardo a la disco music y sirvió de base para el hip-hop: miles de temas de rap parten de grabaciones de Brown como Funky drummer o Give it up or turn it loose. Por llamarlo de alguna manera, el funk una creación colectiva: todos los instrumentos se concentran en generar un cierto ritmo, a expensas de la melodía. James Brown tuvo la genialidad de implicar a instrumentistas imaginativos, muchos de los cuales siguieron productivas carreras en solitario: Alfred Pee Wee Ellis, Maceo Parker, Fred Wesley, William Bootsy Collins. Pero sin la visión de un genio como James Brown, es posible que no hubieran pasado de nombres para coleccionistas.

El rey del soul buscaba el momento adecuado para grabar: muchos de sus mas grandes clásicos se hicieron en la carretera, entre actuación y actuación. No podía ser de otra manera. Brown se había ganado a pulso el título de «el trabajador más duro del mundo del espectáculo» debido a la intensidad de sus actuaciones y el número de conciertos: más de 300 en sus buenos años. Le gustaba alardear de la afilada precisión de sus bandas, sometidas a disciplina ferrea, rayando lo militar: multas por retrasos, descuidos indumentarios, fallos musicales; y si el culpable se resistía, podía llegar a ponerse violento.

James Brown fue declarado culpable de maltrato a su esposa en el año 2004, cuando tras una discusión la arrojó al suelo y amenazó con matarla. Tras pagar una sanción de 1.087 dólares fue puesto en libertad. Brown, fallecido el pasado día 25 en Atlanta, mantenía actualmente, según su esposa, una relación conyugal feliz con ella.

Cuando Brown murió mucha gente se echó a la calle para guiar su ataud hasta el teatro Apolo.

Cuando murió, Tomi se encontraba siguiendo un tratamiento de rehabilitación: «Lo último que me dijo era que me amaba a mi y al bebé, nos veremos pronto», fueron las últimas palabras de James, según ha manifestado su viuda al Chronicle de Augusta.

La negativa del abogado y el contable a permitir entrar en su casa a Tomi ha sido interpretada por ella como una agresión “Éste es mi hogar. No tengo ningún dinero. No tengo donde ir.”

Sin lugar a dudas estamos ante toda una leyenda, Brown consiguió alcanzar una posición hegemónica durante la segunta mitad del siglo XX, el cual quedó marcado por la emergencia u necesidad de la música afroamericana. Michael Jackson pudo ser más popular pero no gozó de su influencia sonora. Miles Davis tuvo más respeto pero nunca logró su impacto comercial.Su influencia en la música ha sido tal que músicos como Mick Jagger, David Bowie y Michael Jackson le han reconocido como un gran inspirador en sus carreras. Una vez dijo: «Lo que me conviene es desaparecer, llamando la atención lo menos posible

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada