miércoles, 21 de marzo de 2012

Bob Dylan 50 años de sus primer disco

Este pasado lunes se cumplieron 50 años de la grabación de su primer disco que llevaba como titulo "Bob Dylan" y que fue publicado por la poderosa Columbia Records.
El joven Robert Zimmerman habia llegado a New York doce meses antes, en los que recorrio bares y locales de la Gran Manzana interpretando canciones de folk tradicional hasta que el mítico productor John Hammon se fijara en el. El disco contenía un puñado de canciones, dos de las cuales eran de su autoría mientras que el resto eran viejos temas de blues y folk tradicional, a nivel de ventas el disco fue un fracaso y solo se vendieron 5000 copias pero Dylan con su estilo, con su voz, sus arreglos y su actitud contribuyo de gran manera a ese canvio generacional y de la canción popular..
Lejos de pensar en el retiro, Dylan se encuentra preparando un nuevo material y una nueva gira mundial .

Historia

Dylan conocería a John Hammond en una sesión de ensayo en Carolyn Hester, el 14 de septiembre de 1961, en un apartamento compartido por Hester y su marido Richard Fariña. Hester había invitado a Dylan a la sesión para tocar la armónica. Tras oirle tocar y ensayar, Hammond reclutaría a Dylan como músico de sesión, con la recomendacíon de su propio hijo, John P. Hammond, y de Liam Clancy.
Hammond diría más tarde a Robert Shelton que decidió contratar a Dylan "en el momento", y le invitó a las oficinas de Columbia para llevar a cabo una audición formal. Ningún disco de dicha audición ha salido a la luz, si bien Hammond, Dylan y el director de A&R, Mitch Miller, han confirmado su existencia. Se afirma que el productor Fred Catero, por entonces ingeniero de sonido de Columbia Records, posee la cinta de esa sesión.
El 26 de septiembre, Dylan empezaría una maratón de conciertos de dos semanas en el Gerde's Folk City,. El 29 de septiembre, The New York Times publicó una reseña muy favorable de Dylan. El mismo día, Dylan tocó la armónica en las sesiones de grabación de Hester en los estudios de Columbia de Manhattan. Tras la sesión, Hammond llevó a Dylan a su oficina y le presentó un contrato por cinco años con el sello discográfico. Dylan firmó de inmediato.
Se fijaron fechas para grabar en noviembre, tiempo durante el cual Dylan buscó nuevas composiciones a la vez que se hacía familiar con otras canciones. Según Carla Rotolo, amiga de Dylan: "Pasó mucho tiempo escuchando discos, día y noche. Estudió la Antología de la Música Folk Americana, cómo cantaban Ewan MacColl y A.L. Lloyd, la guitarra de Rabbit Brown, por supuesto, Guthrie, y blues..."
El álbum fue grabado en tres sesiones de tarde entre el 20 y el 22 de noviembre. Hammond ironizaría el hecho diciendo que Columbia había gastado "cerca de 402 dólares" en la grabación. A pesar del bajo coste y del poco tiempo disponible, Dylan tenía ciertas dificultades para grabar, según Hammond.
Fueron grabadas un total de diecisiete canciones. Cinco de las incluidas en el álbum verían la luz en singles ("Baby Let Me Follow You Down", "In My Time Of Dyin'", "Gospel Plow", "Highway 51 Blues" y "Freight Train Blues"). Las cuatro canciones descartadas también serían publicadas en singles.
Para las sesiones de Bob Dylan se grabaron cuatro canciones adicionales, de las cuales tres serían incluidas en The Bootleg Series Volumes 1-3 (Rare & Unreleased) 1961-1991: "Ramblin' Blues", de Woody Guthrie, "House Carpenter", "He Was A Friend of Mine" y la composición de Dylan "Man on the Street".
Bob Dylan no recibiría mucha atención hasta varios años después. "Estas canciones de debut son ensayos con diferentes grados de convicción", escribió Tim Riley, "pero aún cuando su alcance excede su asimiento, nunca suena como él piensa que está en su cabeza... Como Elvis Presley, lo que Dylan pueda cantar lo convierte en una pieza maestra; lo que no, lo voltea con su propia estratagema."
Durante el periodo en que se publicó Bob Dylan, el músico era aún desconocido, y tanto Hammond como el propio Dylan no tomaron en serio los resultados del primer álbum. Según Shelton, quien escribió las notas del álbum, Dylan le diría que las notas del disco eran mejores que el propio disco. Dylan volvería a expresar su desacuerdo con su primer álbum en años posteriores
Las ventas del álbum fueron especialmente bajas, siendo reconocido el músico como el "capricho de Hammond" en los círculos discográficos. Según Mitch Miller, jefe de A&R, el álbum vendió 2500 copias. Hasta la fecha, es el único álbum de Dylan que no entró en las listas de Billboard, mientras en el Reino Unido, en 1965, alcanzaría el puesto número 13.
El 22 de diciembre de 1961, un mes después de las sesiones de Bob Dylan, el músico viajó a Minneapolis, Minnesota, donde él y su amigo Tony Glover visitaron a Bonnie Beecher. Dylan llevaría a cabo una grabación informal en el apartamento, interpretando veintiseis canciones que pronto recaerían en manos de coleccionistas.
Fuente


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada